salones-y-peloteros

Salones

animaciones

Animaciones

magos

Magos

maquillaje-artistico

Maquillaje

catering

Catering

candy-bar

Candy Bar

inflables-y-juegos

Alquileres

souvenires

Souvenirs

ambientaciones

Ambientaciones

disfraces

Disfraces

organizacion-de-eventos

Org. Eventos

foto-y-video

Foto y Video

espectaculos

Espectáculos

jardines-y-colegios

Colegios

notas

Notas

peliculas

Películas

libros

Libros

musica

Música

recetas

Recetas

nombres

Nombres

todas-notas-infantiles

01-07-2016

El Embarazo

Distintos aspectos que se atraviezan durante el embarazo, por la Psicóloga Yanina Tavitian.

El Embarazo

Aspectos emocionales. Las emociones que se vivencian frente a cada embarazo son diversas ya que  la singularidad de cada mujer se pondrá en juego en esta etapa. Su deseo, su propia historia familiar, la relación con su pareja, sus miedos, la relación con su cuerpo etc. El embarazo suele traer sentimientos de alegría y plenitud, pero también se manifiestan temores, ansiedad y dudas. El imperativo de sentirse feliz es lo que muchas veces genera mayor presión y sentimientos de culpa. No todas las mujeres se permiten manifestar sus sentimientos creyendo que no deberían sentir inseguridad o dudas. Dar lugar en el cuerpo a la gestación de otro ser humano impacta a nivel físico y psicológico. La realidad es que en este período existen  contradicciones y temores,  se experimentan cambios hormonales que repercuten en el estado de ánimo generando mayor sensibilidad o irritabilidad.  Los miedos El miedo más frecuente está relacionado con  la incertidumbre sobre lo que está por venir. Es normal que los seres humanos sintamos miedo frente a aquello que no conocemos o no controlamos. También se presentan temores con respecto a los cambios corporales,  la salud del bebe, el parto, la lactancia, a no ser una buena madre, miedo a no quererlo tanto como a otros hijos, al cambio en la relación de pareja, la organización y economía familiar, miedo a la reincorporación en el trabajo cumplida la licencia por maternidad, a la reacción de otros hijos frente al nuevo embarazo etc. Estos miedos generan ansiedad y preocupación. Es necesario entender que todas estas emociones son normales y tratar de hablar de ello para que no influya negativamente tanto en lo físico como en lo psicológico. El papá La tarea fundamental  del padre es acompañar a la mujer durante este proceso, brindando contención y cariño pero también expresando sus propios sentimientos de modo que la pareja pueda transitar esta etapa identificándose y también entendiendo qué siente cada uno. Si establecen este tipo de comunicación, lo más probable es que ambos estén  tranquilos  y puedan disfrutar más este momento.  En los casos en que una mujer no tenga el apoyo de su pareja por el motivo que fuera, será aconsejable que cuente con personas que la acompañen y la contengan en esta etapa y posteriormente. El médico Es fundamental tener una buena relación con el médico que permita despejar dudas y que inspire confianza.  El hermano mayor Cuando un niño pasa de ser el único hijo a hermano mayor puede transitar diferentes sentimientos. En ocasiones los niños expresan  alegría mostrándose contentos y entusiasmados frente a la llegada del nuevo bebe. Pero también pueden sentir amenazado su lugar o sentirse temerosos frente a lo nuevo. No es raro que se observen ciertos cambios en su comportamiento como llamados de atención o conductas de regresión, entre otras. Es importante que los papás den herramientas para que el niño pueda hacerse a la idea que ser el más grande será otro lugar, pero que no se pierde su lugar en la familia.  Siempre es bueno tratar de incluir al hermano mayor en tareas que puedan acercarlo al bebé. Implicarlo en tareas como ayudando a elegir el nombre o en la elección de objetos para el bebe.  La llegada de un nuevo integrante, es un proceso para toda la familia, lleva tiempo y no se le puede exigir al niño que aloje la idea de un hermanito nuevo inmediatamente.  Lo esperable es que sea un proceso de adaptación, con ambivalencias afectivas, tanto para los chicos como para los adultos. Como papas habrá que estar atentos a sus emociones facilitando el diálogo con el niño para que pueda expresar lo que siente. Si se trata de niños muy pequeños o si encuentran dificultad para hablar del tema será necesario “prestarles palabra” para que ellos mismos aprendan a nombrar e identificar lo que les pasa. “Creo que estas molesto”,  “puede ser que te sientas triste”. Tomarse el tiempo para propiciar la comunicación es fundamental para aliviar los sentimientos hostiles o la ansiedad que pudieran estar experimentando. De esta manera,  el nacimiento de un hermano no será vivido como una pérdida sino como un cambio que le sigue garantizando al niño sentirse único e irrepetible en la familia. La mamá Si bien es necesario estar bien informada, planificar y organizarse, también es importante entender que es imposible anticiparlo todo. Hay variables que no controlamos, situaciones que no se pueden prever con exactitud.  Lo que alivia es  entender que conforme se vayan presentando las situaciones a resolver, se tendrán o se buscarán recursos para afrontarlas de la mejor manera posible. De todos modos si durante el embarazo se experimentan emociones o situaciones que angustian demasiado o el nivel de ansiedad fuera muy alto, será aconsejable contar con ayuda de un profesional. Cuidar la salud mental y física en esta etapa es fundamental tanto para la mamá como para el bebe en gestación.  

Lic.Yanina Tavitian
Psicóloga U.B.A. - Coordinadora de ANAGRAMA
Atención Psicológica - niños adolescentes y adultos.

http://yaninatavitian.wix.com/psicologa

Sponsors

Nos acompañan