Cuando el embarazo no llega.

todas-notas-infantiles

06-11-2017

Cuando el embarazo no llega.

¿Cómo manejar las emociones cuando el embarazo no llega?

Cuando el embarazo no llega.

La mayoría de los adultos sabemos que lograr la concepción puede llevar una espera de aproximadamente un año pero, de todas formas, en la mayoría de las parejas la ansiedad comienza a sentirse a los poco meses de haber iniciado la búsqueda de un embarazo.

Lo ideal es tratar de mantener la calma y, si luego de un año de espera el embarazo aún no llega, será momento de realizar una consulta (si la mujer es mayor de 35 años la consulta puede hacerse a los 6 meses). Pero en la realidad esto no es fácil. A medida que los meses pasan los sentimientos de angustia y ansiedad van aumentando y produciendo efectos negativos ya que nuestro ánimo decae pudiendo generar alteraciones tanto desde lo físico (hormonal) como desde lo psico-emocional. Los meses se transforma en una larga espera colmada de ilusiones y desilusiones, enojos, culpas.

Si el año pasa y llega el momento de realizar la primera consulta, comenzarán los análisis, los diagnósticos y según los resultados, la decisión de qué camino seguir: no tener hijos, adoptar, realizar tratamiento de fertilización asistida o bien, si no hay impedimentos físicos trabajar sobre qué puede estar sucediendo a nivel emocional individual y/o de pareja. Desde luego que tomar esta decisión no será sencillo y tampoco lo será el recorrido a seguir en cualquiera de los casos.

¿Cómo manejar las emociones cuando el embarazo no llega?

Ante esta situación lo fundamental es que haya diálogo en la pareja, que logren la comprensión mutua y se acompañen en los sentimientos de cada uno.

En el caso de que luego de todos los análisis se establece que sí hay una cuestión física que impide la concepción de manera natural, la pareja se verá inmersa en sentimientos cargados de mucha angustia, frustración y desilusión. A partir de aquí deberán lograr el acuerdo en relación a qué camino seguir y luego comprometerse a estar unidos a lo largo del recorrido.

En el caso de que no se encuentre una causa física que justifique la dificultad para quedar embarazados habrá que hacerse ciertas preguntas como ser: si hay un genuino deseo de hijo por parte de ambos miembros de la pareja (sea por no querer tener hijos o por no querer tenerlos con esa pareja) y si realmente estamos dispuestos a generar un espacio en sus vidas para alojar a un nuevo ser, tanto desde el punto de vista emocional como desde la organización de la vida de la pareja y de cada uno en forma individual.

Cualquiera sea el caso será de gran ayuda buscar un espacio en el cual puedan encontrar apoyo, escucha y contención profesional. Un lugar en el cual poder hablar de los sentimientos más profundos, trabajar sobre los miedos, elaborar las frustraciones y acordar decisiones como pareja y familia.

Películas infantiles

Alicia A Través del Espejo

Es tiempo de un poco de locura - Película infantil

Alvin y las ardillas 4: Aventura sobre ruedas

Rápidos y peludos - Película infantil

Angry Birds: La película

Esto ya no es un juego - Película infantil

Ant-Man: El Hombre Hormiga

Los héroes no pueden ser más grandes

Sponsors

Nos acompañan