todas-notas-infantiles

26-02-2019

Dificultades en el aprendizaje, ¿cómo intervenir?

Anagrama Centro Psicológico nos habla al respecto.

Dificultades en el aprendizaje, ¿cómo intervenir?

Con el inicio de un nuevo ciclo lectivo que implica la introducción de nuevos contenidos, pueden aparecer distintas manifestaciones por parte de los niños que ameriten la atención de docentes y padres. Son las comúnmente denominadas dificultades en el aprendizaje, que hacen referencia a problemas que surgen específicamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje y que implican a la escena escolar. Cuando los padres son citados en la escuela para hacer mención de estas dificultades por parte de sus hijos, suelen aparecen el desconcierto, la preocupación y, en muchos casos, la desorientación respecto de cómo intervenir y acompañar a sus hijos. “¿Mi hijo no es inteligente?”, “¿va a repetir?”, ”¿Psicología infantil y psicopedagogía son lo mismo?”, “¿Psicopedagogía o maestra particular para reforzar?”.

Entendiendo la importancia de realizar un buen diagnóstico y una correcta derivación, es que nos planteamos despejar esas dudas. En principio vale la pena aclarar que psicología y psicopedagogía son dos disciplinas diferentes que tienen como punto en común el estudio de los comportamientos de un sujeto, en este caso, del niño en desarrollo. No obstante, la psicopedagogía se define por estudiar dichos comportamientos durante el proceso de enseñanza-aprendizaje. Su tarea no se limita al trabajo con niños en escuelas, también pueden asistir a adolescentes en proceso de orientación vocacional y a adultos en superar problemáticas ligadas al aprender.

Por lo general, la indicación de consultar con un profesional surge por parte de la escuela al detectar dificultades y tropiezos en el proceso de aprendizaje. Los más frecuentes suelen ser: bajo rendimiento escolar, dificultades para acceder a la escritura, lectura, cálculo, resolución de problemas, distracción y falta de concentración en clase. De todas formas, la detección de dificultades también puede hacerse en casa, cuando aparecen constantes negativas a realizar las tareas, problemas a la hora de estudiar, frustraciones ante desempeños negativos o desmotivación. En ese caso es aconsejable solicitar reunirse con el equipo docente para poner en común estas cuestiones y evaluar si se trata de dificultades que también se presentan en clase.

Al llegar la indicación pueden incrementarse las inseguridades y preocupaciones de los padres, lo cual dificulta poder observarlos y escucharlos en sus manifestaciones. Sugerimos poder tomarse un tiempo para evaluar los propios miedos, frustraciones o expectativas como padres, a fin de acompañar a nuestros hijos de la mejor manera.  Que aparezcan dificultades no implica un fracaso, ni sentencia el desempeño escolar de un niño o sus posibilidades académicas futuras. Se trata de la aparición de un problema que necesita atención para ser tratado y resuelto.

La importancia de un diagnóstico profesional en primera instancia nos permite ganar tiempo y orientarnos en el tratamiento más adecuado para las dificultades que presenta el niño. Determinar la causa que genera estos problemas nos orienta hacia la psicología, en caso de que haya un problema emocional que se manifieste a través del aprendizaje; o bien, hacia la psicopedagogía en caso de que la causa sea de otro orden. Y como mencionábamos en un principio, si bien psicología y psicopedagogía son disciplinas diferentes, las entendemos como complementarias en muchos casos, donde el trabajo en conjunto es fundamental para abordar la problemática. No nos olvidemos que detrás de las dificultades en el aprendizaje hay un niño en proceso de desarrollo, que puede no entender qué le sucede y padecer por éstas, al cual es necesario poder acompañar y contener de una manera más abarcativa.


Lic. Astrid Eilenberger
MN 45698 – MP 97276

Anagrama Centro Psicológico
Telefono:  2003-1760
Caballito

Sponsors

Nos acompañan