salones-y-peloteros

Salones

animaciones

Animaciones

magos

Magos

maquillaje-artistico

Maquillaje

catering

Catering

candy-bar

Candy Bar

inflables-y-juegos

Alquileres

souvenires

Souvenirs

ambientaciones

Ambientaciones

disfraces

Disfraces

organizacion-de-eventos

Org. Eventos

foto-y-video

Foto y Video

espectaculos

Espectáculos

restaurantes-para-chicos

Restaurantes

jardines-y-colegios

Colegios

notas

Notas

peliculas

Películas

libros

Libros

musica

Música

recetas

Recetas

nombres

Nombres

todas-notas-infantiles

02-09-2019

Para qué sirven los controles de salud?

Pediatría Palermo nos habla sobre los controles médicos pediátricos.

Para qué sirven los controles de salud?

Es muy importante hacer controles de salud periódicos a los chicos con su pediatra de cabecera para ver si están sanos y si están creciendo bien. En el control de salud los padres pueden evacuar sus dudas y dificultades sobre la salud en general,  crianza, la alimentación y las vacunas. Es un derecho de todos los bebés, niños y niñas, y también un apoyo para la familia. Son varios los aspectos de salud que el pediatra considera en el momento en que revisa al niño, veamos:

  1. Crecimiento ponderal: en la consulta, el pediatra evalúa su crecimiento en el tiempo: el peso y la altura (talla) comparado con la media poblacional y con respecto a sí mismo, a lo largo de meses y años.
  2. Enfermedades recientes ocurridas en los últimos meses o años: broncoespasmos, otitis, infecciones urinarias, etc, para decidir una conducta activa, como el pedido de estudios complementarios o derivación a especialistas.
  3. Vacunas: revisa si el carnet está al día, qué vacunas faltan x omisión o porque son nuevas y están indicadas.
  4. Revisa su alimentación: requerimientos, hábitos, si faltan nutrientes, aportes de calcio, hierro y vitamina c.
  5. Hábitos: sueño, conducta, vida cotidiana, vida escolar en el jardín o escuela. Controles de rutina con otros especialistas si hace falta (odontólogo, oftalmólogo, dermato, traumatología)
  6. Aspectos vinculares: cómo están los padres, juntos o no, hermanos, tipos de vínculos, enfermedades, abuelos, fallecimientos, mudanzas, viajes, mascotas.

¿Cuándo hay que llevar al control a un niño, aunque no esté enfermo?

Entre los 7 y 10 días de vida: el primer control.
De 1 a 6 meses: todos los meses.
De 6 meses a 1 año: cada 2 meses.
De 1 a 2 años: cada 3 meses.
De 2 a 3 años: cada 6 meses.
Desde los 3 años: una vez por año.

Sponsors

Nos acompañan