todas-notas-infantiles

01-08-2020

Piedra Libre para los Videojuegos

El juego es una herramienta central para el desarrollo cognitivo, motriz y social del niño. ¿Puede cumplir con este objetivo un videojuego?

Piedra Libre para los Videojuegos

El juego es una herramienta importante para el desarrollo integral del niño ya que contribuye a su desarrollo cognitivo, motriz y social. La pregunta es en que medida puede un videojuego cumplir con este objetivo.

De forma generalizada podemos decir que los videojuegos recrean entornos y situaciones virtuales en los que el videojugador puede controlar a uno o varios personajes (o cualquier otro elemento de dicho entorno), para conseguir uno o varios objetivos por medio de reglas determinadas. Sin embargo, el mundo de los juegos virtuales es tan extenso que antes de continuar es imprescindible establecer una clasificación de los videojuegos.

Primero tendremos en cuenta la diferenciación entre videojuegos para niños y para adultos. Muchos padres desconocen los tipos de juegos que existen y que sus hijos consumen. Algunos padres con hijos menores disponen de normas para el uso de videojuegos de sus hijos. Entre las medidas más utilizadas por los padres está la de controlar el tiempo de estar delante de la pantalla, pero además es fundamental conocer y disponer de información sobre los tipos de videojuegos existentes para el público infantil.

Hecha esta primera aclaración vamos a establecer una clasificación de los videojuegos basada en su jugabilidad, que es lo que comúnmente se define como el género del videojuego.

A lo largo de la historia de los videojuegos, sus creadores han ido dando lugar a una variedad creciente de géneros en las distintas plataformas disponibles. Estos géneros se han ido conformando en torno a factores como: la representación gráfica, el tipo de interacción entre el jugador y la máquina, la ambientación, y su sistema de juego, siendo este último el criterio más habitual a tener en cuenta.

Es importante aclarar que cada vez es más habitual que un videojuego contenga elementos de diversos géneros, cosa que hace difícil su clasificación. Esta fusión de géneros crea a su vez nuevos géneros.

Entonces, dentro de las propuestas de juego virtual podemos dividir a los videojuegos en dos grandes grupos. Los juegos de habilidad y acción y los juegos de estrategia y cognitivos.

Dentro del primer grupo encontramos los juegos de lucha o combate, los laberintos (Pac/man), los juegos de carreras y los simuladores de deportes. Todos estos juegos están basados en ejercicios de repetición, por ejemplo pulsar un botón para que el personaje ejecute una acción. Algunos de estos juegos requieren habilidad y precisión, representan un desafío de coordinación viso/motora. Podemos pensar este tipo de juegos en la misma línea en que Piaget pensaba el juego de los niños más pequeños, el juego ejercicio, un juego donde los chicos desarrollan la coordinación viso/motora y otros esquemas sensoriales y motrices a través de los cuales van conociendo y apropiándose del mundo que los rodea. Es un modo de acercarnos al entorno al que incluso los adultos recurrimos cuando se trata de objetos o situaciones nuevas (Piensen en sus acciones frente a un nuevo electrodoméstico, por ejemplo).

En el segundo grupo de videojuegos están los juegos de estrategia y cognitivos que consisten en trazar estrategias para superar al contrincante. Dentro de esta categoría encontramos juegos de aventuras (el jugador debe trasladarse dentro de un mundo complejo consiguiendo herramientas y tesoros para lograr su objetivo final), de rol (los jugadores son guiados por un director de juego a través de una historia creada por él donde pone las reglas y las situaciones que se presentarán) y de guerra (son juegos complejos con grandes conflictos entre dos o más variables y modificadores).  Son juegos que tienen una narrativa, intentan contar una historia, plantean un recorrido con una estética determinada. Juegos que transcurren en un escenario de encuentro con otros, de conexión con otros.

Este tipo de juegos podemos pensarlos  dentro de la etapa que Piaget denomina del juego simbólico o juego de ficción, es el juego en el que los chicos simulan ser adultos y hacer cosas "de grandes": así, son maestras, padres, ladrones, policías. Es un juego que tiene por objetivo comprender, aprehender el mundo que los rodea y elaborar conflictos internos.

También podríamos pensarlos como juegos reglados ya que muchos de estos juegos poseen sus propias reglas y son fundamentalmente juegos colectivos resultados de acuerdos de grupos, como antes eran la mancha, la escondida,  los juegos de mesa y tantos otros.

Desde este análisis no parece tan alejado el juego que un niño despliega hoy en día en la modalidad virtual, con el que sus padres jugaron en la infancia. Sería interesante que los adultos se acercaran a los videojuegos e intentaran jugar con sus hijos o conversar con ellos sobre estos.

Los niños de hoy pertenecen a una generación de nativos digitales, por eso no sorprende el interés que les despierta este tipo de juego. En definitiva solo se trata de otro modo de intentar conocer y apropiarse del entorno circundante, un mundo cada día más digitalizado y que en el futuro seguramente estará totalmente atravesado por la virtualidad.


Lic. M. Magdalena Sabella
Psicopedagoga
M.N. 140606
psicopedagogiareflexiones.blogspot.com

https://psicopedagogiareflexiones.blogspot.com


Sponsors

Nos acompañan